Sin categoría

4.- QUE PASA POR LA PARROQUIA

Seguimos echando una mirada a todo lo que ocurre en nuestra Parroquia y esta semana vamos a dar otra vuelta por la capilla. Se pone también allí la megafonía, para que los padres con niños juguetones, de los que necesitan saltar y danzar, y dar vueltas al aire, puedan oír la eucaristía tranquilos, echando un ojillo a sus hijos, pero sin preocuparse por si su ruido molesta o interrumpe al resto de la comunidad, en la celebración. El primer día no funcionó el sonido, y algunos padres se fueron frustrados a sus casas, pero ya lo hemos arreglado y funciona a la perfección, de modo que los que queráis podéis ir a oír misa en la capilla, a la vez que se celebra en el templo, con el fin de estar tranquilos con vuestro bebés ruidosos, que alegran la celebración, pero interrumpen en momentos importantes. Así que podéis invitar a vuestros amigos a que utilicen este servicio y a los que sepáis tengan niños pequeños, podéis también ofrecerles este servicio parroquial, que complementa muy bien nuestra Parroquia y el cuidado a todos que se pretende.

También tenemos un estupendo jardín, que cuida Paco y que se va nutriendo de las aportaciones de unos y otros y que ha sido convertido en Jardín Bíblico, pues los niños de catequesis pusieron bajo cada planta las citas de la Biblia en la que se nombran, por ejemplo, bajo el olivo pone Lucas, 19, 1-10 y bajo la higuera pone Mateo 21, 18-22 y bajo un cedro está escrito, Isaías 44, 14 y este precioso jardín está al servicio de todos, acompañado de un gran aparcamiento que podemos utilizar todos los parroquianos y que está cómodo para los que vais con mayores, sobre todo.

Aprovecho para recordaros que cualquier sugerencia o petición que tengáis sobre nuestros servicios de la Parroquia, lo podéis pedir o sugerir y se estudiará vuestro caso y necesidad y se podrá poner todo lo mejor posible para todos. Pues, mientras, que Dios nos siga bendiciendo y acompañando para que hagamos de esta Parroquia una gran familia y comunidad.  Hasta la próxima. Mari Patxi