Sin categoría

Navidad 2017 – 2018

El nacimiento de Jesús inaugura un tiempo nuevo. Jesús nace como respuesta a las necesidades de los hombres.

En la Navidad, Jesús nace y nos pide queseamos conscientes que con Él podemos ser más felices, salir de nuestras apatías y mejorar el mundo.

Celebrar la Navidad es un mensaje de futuro para el hombre de hoy, dar sentido a nuestras vidas presentes con la esperanza de un futuro cierto y de un mundo mejor.

Jesús nace como Buena Noticia. ¡Vivamos la Navidad comprometidos en mejorar nuestro mundo!

¡FELIZ NAVIDAD!

 

CELEBRACIONES LITÚRGICAS  Y HORARIOS

 CELEBRACIÓN COMUNITARIA DEL PERDÓN

(13 de diciembre, miércoles, a las 20.15 h.)

SEMBRADORES DE ESTRELLAS

(16 de diciembre, sábado, a las 18.00)

 CONCIERTO DE NAVIDAD: Susana Martín (soprano), Enrique Lim (bajo), Daniel Arribas (violonchelo), Miguel Gros (piano).

(16 de diciembre, sábado, a las 20.15 h.)

DOMINGO,  día 24: Las eucaristías de 9.30 – 12.00 Y 13.00 h. son del Cuarto Domingo de Adviento. No habrá misa de 19.30 h.

MISA DE MEDIANOCHE (de Gallo)

(24 de diciembre a las 24.00 h.)

NOTA: Podéis traer el belén familiar o la imagen del Niño para bendecirlos.

PASCUA DE NAVIDAD, 25 de diciembre, y AÑO NUEVO, 1 de enero, habrá eucaristía:

                                      Mañana, 12.00 y 13.00 h.

Tarde,     19.30 h.

 DOMINGO 31, FIESTA DE LA SAGRADA FAMILIA:. (En todas las eucaristías se renovarán las promesas matrimoniales y en la de 19.30 h., además de renovar las promesas, despediremos el año.

EPIFANÍA DEL SEÑOR (Reyes) y DOMINGO, día 7 de enero

(Eucaristía a las 9.30-12.00-13.00 y 19.30 h.)

SEMANA DE SAN HILARIO: del 8 al 13 de enero (os facilitaremos el programa)

 

LA FAMILIA

La familia es el medio por el que accedemos a la existencia humana y es la estructura primaria en la que se inicia la vida. Sabemos que vivimos, en nuestro mundo occidental, en una sociedad plural. El pluralismo ha cambiado el modo de entender la vida y la sociedad. No vivimos todos bajo el mismo techo cultural, religioso, político, familiar… El pluralismo no es fácil de vivir; quizá deberíamos reconocer que es difícil de convivir con él.

Los cambios se concentran en nuestro papel, individual y colectivo, de esta sociedad plural. El papel de la mujer, por ejemplo, ha cambiado profundamente. No se mira al joven con los mismos ojos con los que se miraba en las sociedades antiguas. Actualmente no se valora a las personas mayores por sus experiencias de vida. Hay otros criterios de valoración.

Quizá el mayor cambio es que los puntos citados y otros muchos que podamos citar son “materia de debate”. Es necesario profundizar, porque tanto el pluralismo como los cambios de papeles y roles sociales nos llevan a la dinámica del propio cambio, el estar “de cambio continuamente”.

Reconocemos que hoy por hoy no hay otra estructura o institución distinta a la familia que mejor ayude a “hacer persona a la persona”. Es la que hace “humano” al ser humano, la que posibilita que llegue a su plenitud. La familia es la estructura fundamental y primaria para crear “persona”. La familia es sagrada.

Que el Señor bendiga a nuestras familias, en las que los mayores puedan transmitirnos su sabiduría y se sientan sostenidos; que los adultos en su madurez vivan la experiencia de la comunicación y nos abran las ventanas de la familias a la vida social y eclesial; que los jóvenes aporten novedad y futuro desde la escucha y la colaboración; que los niños encuentren la ternura que les haga crecer en confianza y seguridad.