Sin categoría

Lo que pasa por la Parroquia

En la Parroquia, todo funciona normal, como siempre, salvo que han empezados las clases de inglés, los jueves a las 6 de la tarde.

En el Baile en Línea se han dado algunos cambios, ya no hay dos turnos por las mañanas del viernes y son otras personas las que se han hecho cargo como monitores. Víctor y Loli. Igualmente en el turno de por la tarde hay alguna modificación importante. La encargada de animar la “danza” es Mari Carmen, una incorporación que hay que agradecer.

No podemos pasar por alto la presencia parroquial en la vigilia solidaria de oración y denuncia bajo el metro de Aluche, promovida por la Vicaría Episcopal de Pastoral social e innovación, para apoyar a las personas que viven encerradas en los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES), pues no reúnen las condiciones mínimas de dignidad, respeto y trato humano, haciendo así un grito humano de acompañamiento a los inmigrantes y a todos los que sufren situaciones injustas, cuyas vidas se leyeron y se quisieron acompañar.. Al acto acudieron varias personas de la parroquia, matrimonios jóvenes con niños y adultos.

También nos juntamos todos los monitores de los diferentes talleres del Aula, para cenar juntos en la Parroquia, reírnos un rato, compartir y brindar. Lo pasamos bien, hablamos de lo divino y de lo humano y estrechamos lazos, que eso siempre viene bien. Trabajamos contentos y con ilusión, todos, y nos encanta que la parroquia nos homenajee de esta forma, que es una gran idea compartir una cenita rica, preparada por Carmen Criado y Raúl, que son dos buenos anfitriones. Todos los demás, nos dejamos cuidar y servir.

El viernes 10 de febrero, se celebró la CENA DEL HAMBRE, en la que se reflexionó sobre el tema y los proyectos de DESARROLLO que ejecuta MANOS UNIDAS. Se hizo ayuno conjunto, simbólico, cenando solo pan y agua.

También, la noche del sábado 11 de febrero, se juntaron los PREAS (adolescentes entre 12 y 15 años) y jóvenes, a pasar LA NOCHE EN CASA, es decir, a dormir juntos en la parroquia, tras una reflexión, juerga, dinámicas, ejercicios y varias cosas más que hicieron la noche interesante, divertida y fecunda.

Como veréis todo sigue su marcha, en plena actividad y en armonía. Esto es un gusto. Hasta la próxima crónica. Mari Patxi