Sin categoría

Vida parroquial

Publicado el

Sigue nuestra Parroquia en marcha, con todas sus actividades en vivo. Se ha anunciado la excursión de fin de curso, para el 2 de junio, a la Ciudad Encantada de Cuenca y ya se han llenado dos autocares completos y no se puede ampliar, pues el restaurante, la guía y todo lo demás, ya no dan más de sí.

Los demás talleres y grupos de aprendizaje y crecimiento, van viento en popa. Nuestro profesor de inglés, Peter, se fue a tierras lejanas y seguimos esperándole, estudiando inglés con Isabel, la corista, catequista y madre de Reyes y Sergio, que sirve para todo y nos ayuda un montón a avanzar, pues habla perfectamente el inglés y sabe explicarlo muy bien para torpes. Estamos contentas con ella y con su esfuerzo, que nos ayuda a aprender un montón en nuestro aprendizaje del inglés, a las que somos un poco más torpes, como yo, por ejemplo, que aprendí inglés en mi más tierna infancia y ya apenas recuerdo nada. Pero ahí estamos, cada tarde de los jueves, “espikiando” juntos…

El taller de manualidades, ha inventado una especie de cestos, falsos, hechos con tiritas de periódico teñidas de diversas materias y con las que consiguen imitar a juncos japoneses, que luego forran con tela y puntilla y les hacen departamentos, para que sirvan para diversas cosas tales cestos, una vez en los hogares. Trabajan cada martes con mucho afán y siguen creando cosillas diferentes, que igual hacen mariposas de goma Eva, que broches de meninas, que flores de culos de botellas de plástico, que cualquier cosa reciclada que gana con su creatividad y su arte y se convierte en un bonito adorno o chisme doméstico, que adornará en cualquiera de nuestras casas.

En informática, siguen avanzando los alumnos y los profes y en memoria siguen desmemoriadas varias haciendo ejercicios para no perderla del todo y se divierten, de paso que aprenden y ejercitan su cerebro.

En baile, cada viernes, pasamos dos horitas dándole alegría la cuerpo, aunque algunas no lo conseguimos del todo. La verdad es que hay momentos en los que se monta una coreografía preciosa, con las alrededor de cien personas bailando. El pasado viernes nos avisaron de que tenemos que practicar más para hacer una demostración el día de la fiesta de la parroquia, que creo es el 17 de junio. ¡Vaya susto!…

El Taller de Comunicación, después de perder varios miembros del grupo, está consolidándose y creciendo juntos en amistad, comunicación y aprender a mirarse por dentro, para crecer en coherencia y sentido de la vida y, ya que la vejez no se improvisa, prepararse para vivir una vida plena y una vejez feliz y llenar su vida de sentido y de misión.

Bueno, pues como ya os he contado cómo van la mayoría de los Talleres del Aula de la Parroquia, os dejo, hasta la próxima. Mari Patxi