Sin categoría

Inicio de curso

Ya estamos todos los parroquianos por aquí. La Parroquia ha recobrado su vidilla habitual, las eucaristías están llenas de gente y da gusto encontrarse por el barrio y en las celebraciones.

El día 16 de octubre, martes, por la tarde, comenzó la ESCUELA DIOCESANA DE FORMARCIÓN SOCIAL, organizada por la Vicaría de Pastoral Social e Innovación y este año se está realizando para la Vicaría VI después de la extraordinaria y enriquecedora experiencia en otras vicarías. Y para suerte nuestra, se realiza en nuestra Parroquia todos los martes a partir del 16/10 hasta el 18 de diciembre de 18:30 a 20:30; cada martes hay un ponente distinto y cada uno de mucho nivel. El primer día estuvo a cargo de José Luis Segovia, Vicario Episcopal de Pastoral Social e Innovación. Hizo la presentación de la Escuela y la Introducción al curso: “Leer en creyente la realidad para transformarla según  el sueño de Dios”.  Quien le ha escuchado sabe que Josito es un hombre de cabeza clara, comprometido con el mundo, que toca el corazón cuando habla y que tiene un lenguaje terrícola y muy claro. Los participantes salieron contentos y muy interesados con el tema y el curso en general. El  segundo día (23/10), Sebastián Mora, con una pedagogía exquisita nos habló sobre “algunas dimensiones trasversales de la realidad (I): La Globalización”.

El sábado 20 de octubre hemos tenido un acontecimiento muy importante, la Asamblea Parroquial, que nos une y nos dirige a todos hacia el mismo objetivo. Trabajamos el lema parroquial, LA FE NOS LLEVA AL COMPROMISO SOCIAL, que es el objetivo de este curso, con el fin de que el Evangelio alcance y comprometa a la comunidad parroquial aquí y ahora. Se terminó con la comida compartida,  para estrechar lazos y fortalecer compromisos.

La semana, del 12 al 18 de noviembre, tendremos la Visita Pastoral del Obispo Auxiliar, Don Jesús Vidal, a nuestra Parroquia con la finalidad de conocer y escuchar a la gente y ver cómo funciona nuestra Parroquia. Será bueno y bonito que nos conozca.

Hasta la próxima. Mari Patxi