Sin categoría

CONFIMACIONES

Publicado el

Mientras esperamos la llegada del verano, sigue nuestra Parroquia su marcha habitual. El sábado 25 de mayo se celebraron las Confirmaciones de once personas, cuatro adultos y siete jóvenes. Todos ellos se han ido preparando semana a semana.

Presidió la celebración nuestro Obispo Auxiliar Jesús Vidal y concelebraron nuestros sacerdotes, Julio, Raúl y Antonio Ávila. El coro nos deleitó con canciones animadas y preciosas, que todos cantamos, gracias a la magia de la pantalla, que hizo que nadie se quedara sin cantar y con esa fuerza contagiosa que arrastra a todos a cantar y participar.

Esta imagen de la barca, impulsada por el Espíritu Santo, con los confirmandos en ella, acompañó toda la celebración.

Eligieron unas lecturas interesantes sobre los primeros discípulos y el seguimiento de Jesús. Se fueron presentando y explicando su proceso catequético y el por qué de su decisión de confirmarse. El señor Obispo les explicó que eran el futuro de la iglesia, pues ellos eran los siguientes que iban a continuar creyendo en Jesús y viviendo a su manera.

Los jóvenes hicieron unas peticiones especiales tras la lectura del Evangelio y presentaron la oración de los fieles y unas cometas, con el lema: Que el Espíritu de Jesús mueva nuestras vidas. El Obispo les deseó que vivieran la vida junto a Jesús, que se sintieran habitados y que vivieran con El en los adentros y siempre en comunicación con su persona y su Palabra. Que todos los días dedicaran un ratito a la oración y así se mantendrían unidos a Él y llenarían su vida de sentido, no para ser Obispos como él, sino para tener una vida plena y feliz, en el estado civil que cada uno eligiera, bien el matrimonio o quizás alguno la vida religiosa. Así terminó la eucaristía, cantando y disfrutando, en oración profunda y con todos los padres y padrinos de los confirmandos y ellos mismos nos invitaron a un ágape que habían preparado en los salones de abajo para todos, del que salimos todos cenados.

Disfrutamos con la celebración, con el encuentro entre todos y con la rica cena que nos habían preparado. Fue una delicia de tarde especial, ya que siempre anima que nuevas generaciones cojan el testigo de seguir a Jesús y de mantener viva la Iglesia de Jesús y nuestra Parroquia de San Hilario, que tiene tanta gente maja, acogedora y que se comporta tan al estilo de Jesús.

Una alegría más, ha sido esta celebración y los once que se han confirmado. Que Dios les lleve siempre en la palma de su mano, les proteja, les bendiga y no permita que abandonen su camino nunca. Hasta la próxima crónica. Os dejo. Mari Patxi