JUEVES SANTO: ORACIÓN ANTE JESÚS EUCARISTÍA

Ambientación:

            En esta tarde-noche de Jueves Santo, Jesús nos pide que oremos con él. Quiere compartir con nosotros su amor hasta el extremo, pero también hacernos partícipes de su dolor y tristeza. No es momento de muchas palabras, es más bien momento de silencio y de adoración. Es tiempo para estar cerca del que sufre.
Nos hemos sentado esta tarde a tu mesa, Señor. Hemos escuchado tus palabras, hemos contemplado tus gestos, hemos compartido tu copa y tu pan. Queremos interiorizar tu misterio, que se manifestó intensamente en la eucaristía, y que ahora continúa en Getsemaní. Queremos abrirnos también a cuantos viven en sus carnes el rechazo, la tristeza, la soledad y la agonía, prolongando así la hora de tu debilidad.

Oración:

Señor Jesús, queremos estar contigo, queremos estar junta a ti.
Quizá no se nos ocurran muchas cosas, pero queremos estar,
queremos sentir tu amor, como cuando nos acercamos una hoguera,
queremos amarte, queremos aprender a amar.
Lo importante es estar abiertos a tu presencia.
Y agradecer, alabar, suplicar.
Y callar, escuchar, no decir nada, simplemente estar.
Acógenos como discípulos que quieren escuchar tus palabras,
aprender de ti, seguirte siempre.
Acógenos como amigos.
Y haz de nosotros también tus testigos, testigos del amor.
Señor Jesús, toca esta noche nuestro corazón, danos tu gracia,
sálvanos, llénanos de la vida que sólo tú puedes dar.

Lectura del evangelio según san Lucas.

            Cuando llegó la hora, se puso a la mesa con los apóstoles; y les dojo: Con ansia he deseado comer esta Pascua con vosotros antes de padecer; porque os digo que yano comeré más hasta que halle su cumplimiento en el Reino e los cielos.
            Y tomando una copa, dio gracias, y dijo: Tomad esto y repartidlo entre vosotros; porque os digo que, a partir de este momento, no beberé del producto de la vid hasta que llegue el reino de Dios.
            Y tomó pan, dio gracias, lo partió y se lo dio diciendo: Este es mi cuerpo que va a ser entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío. De igual modo, después de cenar, el cáliz,  diciendo: Este cáliz es la Nueva Alianza en mi sangre, que va a ser derramada por vosotros.

Silencio oracional

Acción de gracias al Señor:

–    Gracias, Señor, por la Eucaristía. Te damos gracias, Señor.
–    Gracias, Señor, porque partiste tu pan y vino para saciar nuestra hambre y sed. Te damos gracias, Señor.
– Gracias, Señor, porque en el pan y en el vino nos entregaste tu vida y nos llenas de tu presencia.
Te damos gracias, Señor.
– Gracias, Señor, porque nos amaste hasta el final, dando la vida. Te damos gracias, Señor.
– Gracias, señor, porque nos reúnes en torno a la mesa para ser una comunidad. Te damos gracias, Señor.
– Gracias, señor, porque nos mandaste celebrar la eucaristía en memoria tuya. Te damos gracias, Señor.
– Gracias, Señor, porque cada día puedo empezar de nuevo mi camino de fraternidad. Te damos gracias, Señor.

Lectura del evangelio según san Lucas

            Salió y, como de costumbre, fue al monte de los Olivos, y los discípulos le siguieron. Llegado al lugar les dijo: Pedid que no caigáis en tentación.
            Y se apartó de ellos como u  tiro de piedra, y puesto de rodillas oraba diciendo: Padre, si quieres, aparta de mí este cáliz; pero nos se haga mi voluntad, sino la tuya. Entonces se le apareció un ángel  venido del cielo que le confortaba. Y sumido en angustia, insistía más en su oración. Su sudor se hizo como gotas de sangre que caían en tierra.
            Levantándose de la oración vino donde los discípulos y los encontró dormidos por la tristeza.; y les dijo: ¿Cómo es que estáis dormidos? Levantaos y orad para que no caigáis en tentación.

Silencio

Plegarias de intercesión, respondemos: “Padre, escúchanos”

  • Por los niños obligados a crecer prematuramente, vendidos y esclavizados. Oremos.
  • Por las mujeres maltratadas, que sufren marginación y violencia. Oremos.
  • Por los ancianos que no son queridos, que sienten soledad y rechazo. Oremos
  • Por los inmigrantes, obligados a dejar su tierra, su casa  y familia, y que no encuentran buena acogida. Oremos.
  • Por los drogadictos, que llegan a perder su dignidad, su libertad, su salud y su vida. Oremos.
  • Por todos los enfermos, en especial por los afectados por corona-virus, marcados por el dolor, la depresión. Oremos
  • Por los familiares de los enfermos y los fallecidos, para que sepan buscar refugio en el señor. Oremos.
  • Pedimos por la paz en el mundo; que cesen las guerras y la violencia y se imponga el diálogo. Oremos.
  • Por nuestra comunidad parroquial, para que seamos fieles a nuestra misión profética invitando a los demás a vivir los valores del Evangelio. Oremos.

Padrenuestro

Oración

Padre,
me pongo en tus manos.
Haz de mí lo que quieras.
Sea lo que sea,
 te doy las gracias.
Estoy dispuesto a todo.
Lo acepto todo,
con tal de que tu plan vaya adelante
en toda la humanidad y en mí.
Ilumina mi vida con la luz de Jesús.
Él no vino a ser servido,
sino a servir.
Que mi vida sea como la de Él: Servir.
Grano de trigo que muere en el surco del mundo.
Que así sea de verdad, Padre.
Te confío mi vida.
Te la doy.
Condúceme.
Envíame aquel Espíritu que movía a Jesús.
Me pongo en tus manos, enteramente, sin reservas,
con una confianza absoluta,
porque tú eres… mi Padre.